Otros servicios

Informe de lectura

Informe de lectura profesional

Una vez concluido el manuscrito, toca atravesar un gran desafío: animarse a compartirlo con alguien. Cuesta exponerlo a otras miradas, aunque esa sea la finalidad de todo escrito: ser leído. Y cuando por fin se da el paso, se suele recurrir a alguien cercano, un familiar o una amistad, que tenga hábito de lectura, y si tiene un perfil similar al lector objetivo, mejor que mejor. Incluso, hay quien no tiene reparo en dejar que sean varios los pares de ojos que transiten por las páginas de su creación. Esta última opción permite contar con diferentes puntos de vista, pues cada persona tiene una forma particular de abordar la lectura.

Ambas alternativas son válidas, siempre y cuando las devoluciones de estos lectores no estén condicionadas por el vínculo que los une con quien escribe. Y lo cierto es que es bastante difícil que esto no ocurra. Por eso lo recomendable es contar con un lector profesional para que aporte una visión integral de la obra mediante un informe de lectura.

Diagnóstico especializado

Pero, ojo, no se trata solamente de apelar a la mirada objetiva de un lector especializado. Los comentarios de una persona cualificada en la materia no se limitan a un «está bien» o un «esta parte no me ha gustado tanto», sino que se basan en un análisis pormenorizado, crítico y constructivo de la obra. Un diagnóstico que queda reflejado en el informe de lectura, que abarca los siguientes aspectos:


Si has terminado tu manuscrito y quieres una valoración profesional para despejar dudas sobre la trama o los personajes, asegurarte de que no haya partes mal resueltas o fallos que interfieran en su lectura y conduzcan al posible abandono del lector, no dudes en comunicarte conmigo.

Sinopsis de libros

Sinopsis de libros

A no ser que se vaya a buscar un libro recomendado, no hay lector que no lea las sinopsis de los libros antes de adquirirlos. De hecho, ese libro recomendado tampoco se libra de la mirada curiosa en su contraportada. Queremos saber de qué trata, de qué género es, si nos puede interesar la trama o, incluso, si no siendo el tipo de lectura que frecuentamos, nos provoca leerlo.

Atraer. Esta es la palabra que, sin lugar a dudas, debe primar al momento de redactar la sinopsis de un libro. Su objetivo es flechar al lector, provocar su deseo de lectura. Su función no es la de persuadir o convencer (colonizar al otro, diría Saramago), sino la de conectar con el lector objetivo. Y esta conexión se debe establecer en unas pocas líneas.

En este texto breve deben figurar los aspectos claves del libro: la esencia de la trama, sin caer en detalles que distraigan ni revelen más de lo necesario, y el tono de la obra. Claridad y concisión no pueden faltar al momento de redactarlo. Características que la cercanía del escritor con su manuscrito boicotea, pues pierde objetividad. Sin obviar que la escritura literaria difiere de la que, en este caso, se podría catalogar de publicitaria.

Resaltar lo importante de una obra en uno o dos párrafos que brinden un panorama integral es todo un desafío. Contáctame, puedo ayudarte a lograrlo.